Adaptarse a sus audífonos
Escuchar con audífonos puede resultar raro al principio, en particular si su pérdida auditiva se ha desarrollado durante varios años.

Requiere algo de tiempo y paciencia para acostumbrarse a cómo suenan las cosas y cómo se siente usar audífonos. Intente usarlos tanto como le sea posible para obtener el máximo beneficio, e incremente su uso al día de manera gradual durante el transcurso de la primera semana o dos.
Su audiólogo puede ayudarlo.

Lo que puede experimentar

Sus oídos tapados

Cuando usa audífonos por primera vez, sentirá sus oídos como si estuvieran tapados (esto se denomina efecto de oclusión).
Algunas personas lo describen como una sensación similar a la de tener tapones dentro de los oídos.
La mayoría de los audífonos cuentan con un orificio que ayuda a mejorar la oclusión al permitir que el sonido natural ingrese al oído.
Con los estilos de adaptación abierta, es probable que no sienta oclusión en absoluto.

Su propia voz suena diferente

Cuando usa audífonos por primera vez, sentirá su voz más fuerte.
A medida que los use con mayor frecuencia, se acostumbrará al sonido.

Escucha un silbido desde el audífono

El silbido agudo se conoce como retroalimentación (feedback).
Puede suceder cuando enciende sus audífonos al ponerlos en sus oídos, cuando se viste y la ropa se desliza por su cabeza, cuando abraza a alguien o cuando pone su mano cerca del oído.
Los audífonos cuentan con una tecnología de manejo de feedback que reduce en gran medida los silbidos.



Contacte a un audiólogo