Causas de la pérdida auditiva

La pérdida auditiva ocurre cuando hay un problema con una o más partes del oído. Una pérdida auditiva no es escuchar los sonidos a un menor volumen. Es escuchar con mayor dificultad ciertos sonidos o tonos más que otros.

Las causas de la pérdida auditiva pueden incluir:

Edad La pérdida de audición es parte natural del envejecimiento. Entre los 30 a 40 años de edad, las células ciliadas en el oído interno comienzan a morir. Entre los 60 a 65 años, cerca del 30% de la población presenta una pérdida auditiva que es lo suficientemente significativa como para afectar su habilidad de escuchar sonidos cotidianos como el habla. Los rangos de pérdida auditiva van desde dificultad para escuchar sonidos suaves o comprender el habla, hasta una completa sordera. Para aproximadamente 1 de cada 10 personas, la pérdida auditiva llega a un punto donde se requiere el uso de audífonos.
Exposición a ruido La exposición a ruido que puede lesionar su audición ocurre en su casa y en su lugar de trabajo. Cierto tipo de ocupaciones tales como trabajadores industriales, músicos, bomberos, oficiales de policía, granjeros y trabajadores de construcción, pasan gran parte del tiempo expuestos a altos y prolongados niveles de ruido. Todos los días usted está expuesto a ruido en su hogar debido al uso de secadores de pelo, aspiradoras, reproductores MP3, parlantes, cortadoras de césped y más.
Otras causas Enfermedades, infecciones de oído, ciertos medicamentos, herencia o lesiones físicas también pueden jugar un papel en la pérdida auditiva

La mayoría de personas con pérdida auditiva puede mejorar significativamente su habilidad para escuchar y su calidad de vida con el uso de audífonos.