El cuidado de sus audífonos
Un buen cuidado de sus audífonos puede ayudar a extender su vida útil y asegurar que continuarán con un buen desempeño. Aquí les presentamos algunos consejos útiles.
Limpieza
Limpie sus audífonos todos los días. Use un paño suave, de papel o un cepillo especial para audífonos para limpiar el exterior. Nunca use alcohol ni otros productos de limpieza, ya que son nocivos para los componentes y circuitos internos.
Use un kit deshumidificador regularmente para evitar que la humedad entre a los audífonos y se dañen los componentes. Es posible que pueda comprar uno en una visita a su audiólogo.
Use la herramienta o el cepillo de limpieza para eliminar el cerumen y otros residuos. Nunca use un alfiler u otro objeto afilado para limpiar la cera de sus audífonos.
Reemplace los moldes retroauriculares cuando se humedezcan, quiebren, endurezcan o decoloren.

Almacenamiento
Guarde los audífonos en un lugar fresco y seco.
Abra los portapila cuando no los use.
Evite exponer sus audífonos al calor excesivo (secador de cabello, guantera o panel de un vehículo).

Cuidado
No moje los audífonos. Quíteselos cuando nade, se bañe, transpire, etc.
Aplique productos para el cuidado del cabello antes de ponerse los audífonos.
Haga que su audiólogo revise sus audífonos regularmente para hacerles mantenimiento y controles de rendimiento.
Evite que sus audífonos se caigan o golpeen sobre superficies duras.

Pilas
Guarde las pilas en una ubicación seca, segura y alejada de niños y mascotas.
Reemplace las pilas agotadas de inmediato.
Siempre recicle o elimine las pilas con mucho cuidado.

Contacte a un audiólogo