Cuidado y limpieza

El manejo y limpieza adecuado de sus audífonos aseguran la mejor calidad de desempeño y prolongan la vida de sus instrumentos.

Limpieza
  • Limpie sus audífonos todos los días. Use un paño suave o cepillo especial para limpiar el exterior del audífono. Nunca use alcohol o productos de limpieza, ya que pueden dañar los componentes internos y el circuito.
  • Use un deshumidificador con regularidad para prevenir que la humedad entre al audífono y dañe los componentes.
  • Use un cepillo o herramienta para retirar el cerumen u otros residuos. Nunca use objetos puntiagudos para limpiar la cera de sus audífonos.
  • Cambie los moldes de los retroauriculares cuando se vuelvan rígidos, con grietas o descoloridos.
Almacenamiento
  • Abra el portapila cuando no use los audífonos. Guárdelos en un lugar fresco y seco.
  • Proteja sus audífonos del calor excesivo (secador de pelo, guantera del auto o tablero de mandos).
Cuidado
  • No moje los audífonos. Retírelos cuando nade, se bañe, sude, etc.
  • No use productos para el cuidado del pelo mientras use los audífonos.
  • Lleve los audífonos donde su audiólogo para revisiones periódicas de servicio y mantenimiento.
  • Evite golpear o dejar caer sus audífonos sobre superficies duras.
Pila
  • Guarde las pilas en un lugar seco y seguro lejos de niños y mascotas.
  • Cambie las pilas inmediatamente.
  • Deposite las pilas en contenedores apropiados para preservar el medio ambiente.