Estrategias que lo ayudan a comunicarse
Hay cosas que puede hacer (y cosas que otros pueden hacer) para ayudarlo a comunicarse más fácilmente, con o sin audífonos.
Estrategias que lo ayudan a comunicarse de manera más efectiva

Cuéntele al resto de las personas que tiene pérdida auditiva y hágales saber cómo pueden ayudarlo (por ejemplo, que se aseguren de que esté prestando atención antes de que le hablen, que hablen despacio, que lo miren directamente).
Mantenga el ruido de fondo al mínimo: disminuya el volumen de la radio y televisión cuando habla y evite el ruido del agua o ventiladores encendidos durante las conversaciones.
Acérquese a la persona que le habla y ubíquese en un lugar desde donde siempre pueda verla. Cuando se encuentre en grupos más grandes, ubíquese en el medio.
Cuando se encuentre en reuniones grandes, como servicios religiosos o conferencias, siéntese en el frente del salón. Si es posible, use un dispositivo de ayuda auditiva.

Cómo pueden ayudar su familia y amigos

Reduzca el ruido de fondo


Reduzca el ruido de fondo al bajar el volumen de la radio o televisión, apagar el lavavajillas, ventiladores u otros dispositivos ruidosos.
Acérquese a la persona a quien le habla
Cuando sea posible, intente que hable una sola persona a la vez dentro de un grupo grande.

Haga que leer sus labios sea fácil


Cuando hable, no tape su boca ni mastique goma de mascar o comida
Reduzca la distancia entre usted y el oyente
Mire directamente a la persona cuando hable
Asegúrese de que las áreas de conversación estén bien iluminadas, para que el hablante pueda observar sus expresiones faciales
Evite conversaciones en un automóvil, ya que es muy difícil escuchar entre los asientos delanteros y traseros o leer los labios
Llame la atención del oyente antes de comenzar a hablar

Hable con naturalidad

Hable en un nivel conversacional normal y evite el habla fuerte y exagerada
No hable muy rápido
Pronuncie sus palabras de forma clara y permita que el oyente se tome su tiempo para comprender la conversación
Reformule una oración en lugar de solamente repetirla, ya que algunas frases son más fáciles de leer los labios que otras


Contacte a un audiólogo