Pasos para una mejor audición

Si usted cree tener pérdida auditiva, esta sección le ofrece una guía acerca de dónde acudir por ayuda, los pasos que involucran la evaluación de su audición y algunos consejos para comprender los audiogramas. Si cree que usted o algún miembro de su familia puede tener una pérdida auditiva, siga los pasos que hay a continuación para tener una mejor audición y para obtener la información que necesita.

PASO 1 - Autoevaluación

Los síntomas de la pérdida auditiva varían y con frecuencia ocurren en forma gradual sin que usted note lo que sucede. Este cuestionario y tamizaje auditivo lo pueden guiar por una prueba inicial para detectar si tiene una pérdida auditiva.

Este auto tamizaje no pretende reemplazar un exámen completo de audición que lleve a un diagnóstico. Usted debe visitar a un profesional para que le practiquen una evaluación más exhaustiva si sospecha que presenta una pérdida auditiva. Conozca más sobre a quién contactar al respecto.

Favor tener en cuenta: se recomienda usar auriculares o audífonos al hacer la prueba de audición en ruido.

PASO 2 - A quíen contactar
Usted puede dirigirse directamente a un audiólogo para una evaluación o tener una remisión de su médico general. El audiólogo trabajará con usted para determinar si tiene o no pérdida auditiva y para recomendarle una solución que mejore su audición.

Existen varios tipos de profesionales a los que puede acudir por ayuda:

Audiólogos Los audiólogos están entrenados para medir la pérdida auditiva, desórdenes del oído, asesoría en comunicación y para recomendar y ofrecer audífonos y dispositivos de ayuda auditiva.
Audioprotesistas Los audioprotesistas están entrenados para llevar a cabo algunas evaluaciones auditivas y para recomendar y ofrecer audífonos y dispositivos de ayuda auditiva.
Especialista en oído – nariz y garganta (ORL) Los ORL son médicos especializados en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del oído, nariz y garganta. Un ORL determina si la pérdida auditiva es tratable con cirugía o con medicamentos.
PASO 3 - Evaluación y diagnostico
Una evaluación auditiva consta de:
Otoscopia Un examen otoscópico es una verificación visual de los oídos para determinar la condición del canal auditivo y la membrana timpánica.
Evaluación de tonos puros Una evaluación de umbral de tonos puros se lleva a cabo en una cámara sonoamortiguada con auriculares o audífonos. Se dan las instrucciones a la persona para que responda cuando escuche un tono, incluso a un nivel mínimo.
Evaluación de habla Las pruebas de habla pueden incluir repetir palabras para determinar el nivel más bajo al cual usted puede entenderlas o escuchar oraciones y así determinar su nivel de comodidad auditiva.
Después de realizar la evaluación auditiva, el profesional en audiología le mostrará un audiograma y le explicará los resultados. Esto incluye el tipo y grado de pérdida auditiva y qué tan bien entiende el lenguaje por cada oído.

Comprender los audiogramas

Los resultados de la evaluación audiológica se representan en una gráfica llamada audiograma. Un audiograma se organiza por frecuencias en la parte superior.  Están descritas en Hertz (Hz) con tonos bajos (graves) en la izquierda y tonos altos (agudos) en la derecha. La intensidad (sonoridad) se dispone en decibeles (dB) hacia abajo en el lado izquierdo. Cuanto más abajo en la escala, más intenso (fuerte) se debe escuchar la señal/tono.

Encontrar una solución

Seleccionar audífonos con las características apropiadas depende de muchos factores. Un audiólogo le ofrecerá recomendaciones y consejos para ayudarle a elegir el audífono que mejor se adapta a su pérdida auditiva, estilo de vida y presupuesto. Recuerde que ningún estilo es mejor que otro: simplemente es cuestión de elegir lo que es más apropiado para usted.