¿Qué niveles de ruido afectan nuestra audición?

Los niveles de ruido se miden en decibeles (dB). Sonidos más fuertes a 80 dB se consideran potencialmente peligrosos para su audición si está expuesto a ellos por períodos largos de tiempo. La tabla de sonidos que esta a continuación, le ayudará a entender cuáles sonidos ocurren en diferentes frecuencias e intensidades.

Cuando el sonido alcanza cierto nivel de intensidad, puede dañar las células ciliadas del oído interno. Esto resulta en una pérdida de impulsos eléctricos para un rango de tonos. A menudo, el daño afecta primero las frecuencias o tonos altos. En el lenguaje humano, las consonantes “sh”, “ch”, “j”, “s”, “f”, “k” se vuelven más difíciles de escuchar para la gente.

La audición juega un papel significativo al permitir que nos comuniquemos con las personas importantes y en los lugares donde nos desenvolvemos. Evitar la exposición a niveles de ruido que puede lesionar su audición no siempre es posible. Pero usar protección auditiva ayuda a prevenir la pérdida auditiva. Si ha experimentado silbidos o zumbidos en sus oídos después de salir de un restaurante ruidoso, conciertos de música o un estadio deportivo, entonces usted ha experimentado una pérdida auditiva temporal y puede haber causado daño permanente.

Proteja su audición y prevenga la pérdida auditiva:

  • Preste atención al ruido en su hogar y lugar de trabajo. Si el nivel de sonido excede los 80 dB, reduzca el ruido o use protección auditiva.
  • Si usted trabaja en un cargo de riesgo auditivo, consulte con su empleador para asegurarse de tener la protección adecuada para su audición según las normas gubernamentales.
  • Baje el volumen de su televisor, equipo de sonido y reproductor MP3 o dispositivos de reproducción de sonido. Tenga especial cuidado si usa auriculares.
  • Use tapones de oídos si va a conciertos o clubes nocturnos. Aún podrá escuchar la música debido al alto volumen. Tome un receso para que sus oídos puedan descansar.
  • Use auriculares o tapones de oídos si usa equipo ruidoso como taladros, podadoras o sopladores para hojas.